limpia con huevo

En este artículo os voy a enseñar cómo hacer una limpia con huevo con eficacia y además os incluyo una guía básica para poder interpretar su significado.

Antes de comenzar a explicar qué es y cómo funciona, os voy a contar una anécdota personal que siempre me contaba mi abuela. Mi padre sufría de constantes ataques de asma, y la verdad es que se sentía ya muy desesperado. Sentía que los fármacos que le mandaba el médico no hacían ningún efecto y parecía no curarse con nada. En eso, un buen amigo de la familia, le pidió que le dejara probar y así le hizo su primera limpia con huevo.

Así pasó casi un mes sin que mi padre tuviera otro ataque y a partir de entonces, siempre quedó ese ritual como parte de la familia.

La limpia con huevo es muy efectiva para restaurar las energías, limpiar el cuerpo y para el mal de ojo. ¿Te pasa que tu bebé llora mucho sin razón aparente o que está muy nervioso día y noche?. Muchas veces, aquello que la ciencia no ha sabido ni ha querido explicar, nosotros lo llamamos mal de ojo, envidia, malas energías…

¿Cómo hacer una limpia con huevo?

El procedimiento es bastante sencillo. Toma un huevo y pásalo lentamente por todo el cuerpo de la persona a la que quieres hacer la limpia. Nunca toques a la persona.

Comienza por la parte superior de la cabeza y luego ve moviéndote lentamente por la frente, nariz, boca, corazón, axilas, estómago, rodillas hasta llegar a los pies. Algunas personas creyentes, hacen el ritual mientras comienzan a orar, pero esto es opcional.

Una vez termines, rompe el huevo y viértelo en un vaso de agua con un poco de sal. Una vez en el agua podrás analizar el significado de la limpia con huevo (para ello más adelante te explicaré algunas señales) e inmediatamente procura lanzarlo en el inodoro para que se lleve consigo todo aquello que te está haciendo daño a ti o a la persona a la que desees hacer la limpieza ?.

Guía básica para interpretar la limpia con huevo

Si al verter el huevo en el agua, la yema en vez de descender queda a medio flote, puede indicar que te han realizado algún trabajo de magia negra.

Si en el proceso el huevo se agrieta repite el procedimiento y enfócate principalmente en esa área en la que el huevo se haya agrietado.

Si salen burbujas rodeando la yema – aire – significa que te rodea demasiada energía negativa. Es común, sobretodo ocurre en personas que se sienten sobre agotadas, con dolores de cabeza o en otras partes del cuerpo y con mareos.

Si salen puntos negros o rojos, presta mucha atención porque es señal de alguna enfermedad o malestar muy fuerte.

Si el huevo está muy turbio y se dejan ver picos o burbujas, puede indicar que la persona tiene mal de ojo.

– Si por el contrario, la yema tiene un aspecto más blanquecino, puede indicar que el problema se encuentra en el ambiente en el que estás. En este caso se recomienda hacer un trabajo de limpieza en el lugar.

Si os animáis a hacer la limpia con huevo y aún así te sientes con el mismo cansancio y rodeada de mala energía, prueba con una consulta al tarot que seguro podré ayudarte.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here