Virgen del Carmen

El escapulario de la Virgen del Carmen es conocido por ser un amuleto de protección y salvación muy poderoso, que concede favores a aquellas personas que le tienen fe. El nombre de la virgen proviene del lugar llamado Monte Carmelo en Israel y es conocida por ser la patrona del mar de la armada en España, patrona de Chile, patrona de los policías en Colombia, patrona de los ejércitos de Argentina y Chile y en Venezuela la patrona de los conductores.

Tarot virgen-del-carmen-medallas-religiosas Escapulario de la Virgen del Carmen, símbolo de salvación amuletos Protección

Su fiesta se celebra el 16 de julio y su fe está tan arraigada que hay millones de mujeres en el mundo que se llaman Carmen, en especial en España, donde más de 400 mil mujeres llevan ese nombre, y otras más de 650 mil se bautizaron como María del Carmen.

Historia de la Virgen del Carmen

Como es lo más lógico, las historias entorno a la Virgen del Carmen son todas de origen religioso, y los escritos que existen llevan el origen de la celebración de esta virgen a Israel, específicamente en el Monte Carmelo.

Cuentan las escrituras, que, debido a una fuerte sequía, el profeta Elías prometió a Dios que el rey Ajaab y el pueblo abandonarían al dios Baal con tal de que Él terminara con la sequía.

Posteriormente, Elías subió al Monte Carmelo en varias ocasiones para ver si su promesa surtía efecto. La séptima vez que subió se sorprendió al ver una pequeña nube, no más grande que la palma de la mano.

Tarot virgen-del-carmen-medallas-religiosas Escapulario de la Virgen del Carmen, símbolo de salvación amuletos Protección

A partir de entonces el Monte Carmelo se convirtió en un lugar sagrado, donde llegaron a vivir algunos ermitaños que se dedicaban a rezar y que, con el paso de los siglos, fueron llamados carmelitas.

Ellos se entregaron a la oración y a la penitencia en el desierto, y con los años comenzaron a invocar a María con el nombre de “Santísima Virgen del Monte Carmelo”, que luego sería la misma Virgen del Carmen.

Por otro lado, el origen del mensaje de la Virgen del Carmen está en Inglaterra. El domingo 16 de julio de 1251, San Simón Stock, Superior General de los Padres Carmelitas del convento de Cambridge, estaba rezando, cuando se le apareció la Virgen María vestida con el hábito carmelita y el Niño Jesús en brazos.

En su mano la virgen llevaba el Escapulario, que le entregó diciendo: “Recibe hijo mío este Escapulario de tu orden, que será de hoy en adelante señal de mi confraternidad, privilegio para ti y para todos los que lo vistan. Quien muriese con él, no padecerá el fuego eterno. Es una señal de salvación, amparo en los peligros del cuerpo y del alma, alianza de paz y pacto sempiterno”.

¿Qué es el Escapulario carmelita?

El escapulario es un sacramental o un objeto religioso que tiene el objetivo de ayudarnos a ser mejores personas y a aumentar nuestra fe.

Los seres humanos nos comunicamos con símbolos. Las personas que buscan acercarse a la religión pueden usar el escapulario o una medalla. La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario que todos los devotos pueden llevar y que significa su consagración a ella.

Tarot virgen-del-carmen-medallas-religiosas Escapulario de la Virgen del Carmen, símbolo de salvación amuletos Protección

El escapulario es un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela que se usan bajo la ropa, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda. Junto con el rosario y la medalla milagrosa, el escapulario es uno de los más importantes sacramentales marianos.

Oración a la Virgen del Carmen

Las oraciones son los medios que tienen los creyentes para pedirle a su santo de confianza algún favor o agradecerles por algún favor recibido. Una oración corta para pedir los favores de esta milagrosa virgen es:

Tarot virgen-del-carmen-medallas-religiosas Escapulario de la Virgen del Carmen, símbolo de salvación amuletos Protección

¡Oh, Virgen Santa del Carmen! Jamás podremos corresponder dignamente a los favores y gracias que nos has hecho al darnos tu santo Escapulario. Acepta nuestro sencillo, pero hondamente sentido, agradecimiento y, ya que nada te podemos dar que sea digno de Ti y de tus mercedes, ofrecemos nuestro corazón, con todo su amor, y toda nuestra vida, que queremos emplear en el amor y servicio de tu Hijo Señor nuestro, y en propagar tu dulce devoción, procurando que todos nuestros hermanos en la fe, con los cuales la divina Providencia nos hace convivir y relacionar, estimen y agradezcan tu gran don, vistiendo el santo Escapulario, y que todos podamos vivir y morir en tu amor y devoción. Amén.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here